Apropellets

Tu web de negocios

Muebles y sillas de oficina

Parece que empezamos ayer, pero ya por fin esta semana es el cambio de nuestra oficina a un local más grande y más amplio, con muchos más metros cuadrados de espacio sólo para nosotros.

La verdad es que no me esperaba que en tan poco tiempo íbamos a crecer tanto y, míranos, ya tenemos que ampliar nuestro lugar de trabajo antiguo porque no tenemos espacio suficiente para todo.

Muebles y sillas de oficina

Con cada cambio necesitamos ampliar el mobiliario, y en esta ocasión tenemos que hacer unas cuantas compras tanto para las oficinas como para la salas de espera. Lo primero en mi lista era algunas unidades de las sillas eames que tanto me gustan.

Como podréis imaginar, el recorrido por las tiendas de mobiliario de oficina ha sido extenuante, pero al final ha merecido la pena y hemos encontrado unos muebles de calidad a un precio razonable.
Nuestra primera parada fue en Ikea, aunque aquí no encontramos todo lo que necesitábamos. Ikea está muy bien para ciertos tipos de mobiliario, pero no tiene mucha calidad, así que preferimos comprar las cosas buenas en una tienda con más renombre. No lo pensé mucho la Maison du monde es una de mis tiendas de mueble preferidas, porque todo lo que tienen no sólo es de una calidad excepcional, sino que además es original y poco visto.

Necesitábamos unas mesas de oficina que no fueran muy grandes, pero que tuvieran el espacio suficiente para colocar todas nuestras pertenencias y todo el material con el que vamos a trabajar a diario.

Con varios cajones para tenerlo todo guardado y ordenado.

El color lo teníamos claro, sería el mismo que el de nuestras mesas, marrón oscuro, que le da un aire sofisticado y elegante a una oficina.

Por supuesto, necesitamos varios armarios dentro de la oficina para guardar las historia de nuestros clientes y demás productos pequeños como percheros, ficheros y sillas individuales.

Las sillas son, para mi, el elemento más importante de una oficina ya que es donde vamos a pasar muchas horas, y por eso tiene que tener una estructura sólida y robusta, pero no rígida, para no fastidiarnos la espalda. Las sillas las he comprado en El Corte Inglés, que para mí tienen la mayor variedad de modelos a un precio muy ajustado.

En cada despacho cuento con una pequeña alfombra para no rallar demasiado los suelos de parquet, creo que es una buena idea y que le da calidez a la estancia. Lo ideal es que sea de un color oscuro, para que no se note la suciedad y que sea de pelo largo.
Para la sala de espera he respetado las sillas de estilo eames que teníamos colocadas en nuestro antiguo centro, y hemos ampliado la colección con alguna más.
Me parecen unas sillas muy adecuadas para una sala de espera ya que son muy resistentes y se pueden limpiar muy bien.

Se que quizás están muy vistas, pero yo creo que tienen un diseño muy original pudiendo encontrarlas en diferentes materiales y acabados, y que la gente va a estar cómoda estando sentada sobre ellas.

Lo que si tenia claro es que no quería poner un sofá en la sala de espera, creo que son incomodos para esperar y hay que compartirlo.
Además su limpieza es mucho más engorrosa que la de una silla.

Una mesa de centro pequeña es el complemento final a una sala de espera renovada, en donde colocar revistas, información o lo que queramos.

Para la recepción no hemos hecho ningún cambio, la ubicación se adapta perfectamente a la mesa que ya teníamos y los ficheros también. Creo que el cambio va a ser para mejor, sin ninguna duda. Y una buena decoración también influye en el estado de ánimos de nuestro trabajadores y de nosotros mismos.